Profesores y alumnos al mismo tiempo

El programa municipal “Trueque de idiomas” conecta hablantes locales y foráneos para que practiquen juntos

DOCU_GRUPO
Nzisabira y María Eugenia López, durante una clase. Igor Aizpuru.

VITORIA. Jon Ander Otaduy.

Existen muchas alternativas para aprender un idioma hoy en día: academias, tutores personales, cursos, clases a través de internet, etc. La gran mayoría de ellas están encaminadas a mejorar las distintas lenguas con un objetivo concreto a corto o medio plazo como, por ejemplo, conseguir sacarse ese dichoso título de EGA que tantas puertas puede abrir a la hora de buscar trabajo en el País Vasco. O también alguno de los prestigiosos certificados oficiales de Cambridge, básicos si lo que se persigue es buscarse la vida en el exterior.

Sin embargo, el centro municipal Norabide ofrece otra opción, el “Trueque de idiomas”, un programa de intercambio que permite a los participantes practicar una lengua con una persona que la domina a cambio de enseñar la propia, pero de una forma mucho menos restrictiva y pesada que en un centro especializado. «La idea no es ninguna novedad, pero nosotros la hemos personalizado. Buscamos que la gente intercambie de forma igualitaria y con total libertad el saber propio en su idioma, además de poner en contacto a personas que, de otra manera, no se hubieran conocido tan fácilmente», indica Silvia, una de las organizadoras del proyecto.

Sigue leyendo

Anuncios