Nervios y ansiedad en el campus de Álava

Un grupo de alumnos, en plena selectividad en el campus de Álava.
Un grupo de alumnos, en plena selectividad.

VITORIA. Jon Ander Otaduy

Pocas veces puede verse un alumnado tan espabilado a las 8.30 horas de la mañana como el que inundó 6, 7 y 8 de junio el campus de Álava, y es que la ocasión lo merecía. Nada menos que 1.249 jóvenes se enfrentaron a la primera tanda de exámenes de la temida Selectividad, -lengua castellana y literatura y filosofía o historia-, una prueba clave para sus futuros estudios, especialmente si desean cursar grados que exigen una alta nota de corte.

Este era el caso de Cayo, de Egibide-Jesús Obrero, y María, de la ikastola Ikasbidea, quienes admitieron sentirse muy presionados ante la cita. «Quiero hacer Medicina y me piden un 11,9 sobre 14», se quejaba el primero en las puertas del aulario de las Nieves. Ella, sin embargo, apenas tenía tiempo para hablar mientras subía las escaleras del edificio a caballo entre la prisa y los nervios. En el otro extremo se situaba Clara, del instituto Ramiro de Maeztu, quien confesó a este periódico que no precisaba de una gran nota para seguir adelante con sus planes. «Vengo muy tranquila porque ya tengo plaza en Madrid para estudiar diseño, así que con aprobar me vale».

Mientras los más rezagados miraban con impaciencia a qué aula les tocaba acudir, un vehículo del colectivo ikasle abertzaleak “amenizó” los últimos minutos antes del comienzo de la prueba con el himno español de la época franquista a todo volumen en protesta «porque la Selectividad es algo impuesto por el Estado español que nosotros no hemos decidido. Además, con reformas educativas como la LOMCE del PP estamos volviendo a tiempos de Franco», criticó una joven miembro del grupo.

Una vez que todos los alumnos accedieron a sus respectivas clases, comenzó lo serio. Primer control, lengua castellana y literatura. Lo poco que ha cambiado la visión de los adolescentes sobre las relaciones de pareja y el rol de hombres y mujeres, desde la época de nuestros bisabuelos, fue el texto que tuvieron que comentar.

El ejercicio -que también recogía una encuesta entre jóvenes con resultados curiosos como que el 65% de las chicas ve en los celos una «prueba de amor»- abría los tres días de exámenes en los que los estudiantes se juegan el acceso a los estudios universitarios y la elección de la carrera.

Tras hora y media de escritura a alta velocidad, los jóvenes salían contentos. «Ha entrado un texto de Javier Marías y aunque en clase no lo habíamos trabajado mucho, me ha salido bastante bien», comentaba Miriam, de San Viator, después de haber pasado una noche complicada. «No he podido dormir y esta mañana he tomado bebidas energéticas para estar despierta, pero creo que ha sido peor», bromeaba.

Sensaciones positivas
Sin mucho tiempo para comentar la jugada, tocó encarar el segundo ejercicio de la mañana, esta vez a elección: historia o filosofía, para el que dispondrían de otra hora y media. En la primera materia tuvieron que tratar temas como la desamortización de Mendizábal o la Guerra Civil y la II República en el País Vasco, mientras que los pensadores elegidos por el tribunal fueron San Agustín de Hipona o Santo Tomás de Aquino.

Finalizada, el optimismo parecía haberse apoderado de los jóvenes. «Los filósofos por los que han preguntado eran los que mejor me sabía. Han fallado los que decían que iba a caer Platón o Descartes», confirmaba Lina, de Federico Baraibar. Su compañero, Daniel, también salía satisfecho. «El de historia ha sido fácil, han metido cosas predecibles». La mayoría de los estudiantes completaban de esta forma el primer día de Selectividad -algunos hicieron otro control específico por la tarde- y regresaban a casa para repasar lo que se les venía encima la jornada siguiente, no sin antes comentar en corros las respuestas dadas hacía tan sólo unos minutos antes.

En la presente edición, el número de jóvenes presentados a la prueba en Álava aumentó en un 8,3% respecto a 2013. Queda por ver si superan el altísimo índice de aprobados de la última ocasión, con un 98,53% de personas aptas. A nivel autonómico, realizaron la prueba un total de 9.300 alumnos de Bachillerato, un 5,4% más.

A estos hay que añadir 500 estudiantes que han completado un Ciclo Formativo de Grado Superior (Formación Profesional) que se presentaron sólo a la fase específica. Además, otros 800 que realizaron las pruebas en años anteriores o fuera de la Comunidad, acuden con el objetivo de mejorar nota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s