El fumar se va a acabar

Cerca de 2.000 alumnos del primer ciclo de Secundaria participan en la iniciativa “Clases sin humo” en Álava

Los alumnos de 1º E de Secundaria del colegio Koldo Mitxelena posan con su camiseta. Foto: Rafa Gutiérrez
Los alumnos de 1º E de Secundaria del colegio Koldo Mitxelena posan con su camiseta. Foto: Rafa Gutiérrez

VITORIA. Jon Ander Otaduy

Si bien el tabaco parece ganar terreno entre los adolescentes en los últimos años, los proyectos contra el consumo de esta droga permitida no se quedan atrás a la hora de prevenir y rescatar jóvenes de este perjudicial vicio. En este entorno se mueve la campaña “Clases sin humo”, una iniciativa promovida por la Unión Europea que en el caso del País Vasco desarrollan de forma conjunta los departamentos de Educación, Política Lingüística, Cultura, Salud y Osakidetza.

Su objetivo es la prevención del tabaquismo en la escuela o el retraso en el inicio del consumo. Está dirigido a alumnos de primer ciclo de Educación Secundaria, ya que la irrupción de los primeros cigarros se da a la temprana edad de 12 o 13 años, según los datos que maneja el departamento vasco de Salud. Al mismo tiempo, también busca llegar a todas las personas de la comunidad educativa para ofrecerles ayuda para dejar de fumar.

Así, a lo largo del curso los escolares -con la ayuda y participación de sus tutores- realizan una serie de actividades didácticas acerca del tabaco y aprenden herramientas para poder hacer frente a la presión y tomar conciencia de que fumar no es algo normal, sino perjudicial.

Una de las propuestas con más éxito es la de crear un lema pegadizo y un dibujo original sobre prevención en tabaquismo que, de resultar premiado, queda serigrafiado en una camiseta repartida entre todos los alumnos. De entre las 80 iniciativas presentadas en Álava, la ganadora resultó la del aula de 1º E de Secundaria del colegio Koldo Mitxelena, un diseño de Éboli Valencia Aranburu, que fue la encargada de recoger el premio de manos del viceconsejero de Salud, Guillermo Viñegra, y del delegado territorial, Arturo López Ruiz.

Su obra muestra cómo el humo de un cigarro forma la palabra “ke” -humo en euskera- al lado de las siglas “kk”, alrededor de las cuales revolotean un par de moscas, que completan de esta forma el simple pero directo mensaje que se propuso mandar esta estudiante. Como recompensa, toda la clase disfrutará de una experiencia “multiaventura” que combina piragüismo, buceo y voley-playa en las costas de Bizkaia.

Compromiso
El éxito no es casual, y es que estos jóvenes llevan todo el curso trabajando los conceptos adecuados, tal y como explicó su tutor, Álvaro Ruiz de Gordoa. «Vimos varios experimentos sobre la suciedad que puede dejar un cigarro, nos comunicamos con las familias de los chavales para que hicieran un seguimiento e incluso firmaron voluntariamente un contrato por el que se comprometían a no fumar».

La iniciativa ha sido un éxito no sólo en Álava (1.948 escolares) sino también en las otras dos provincias vascas, para sumar un total de 11.550 participantes, un aumento de 2.200 respecto al año pasado. Durante la entrega de trofeos, López Ruiz quiso felicitar y agradecer el esfuerzo de los alumnos al elegir «cuidar la salud y vivir sin fumar», precisamente la víspera del Día Mundial sin Tabaco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s