Los inventos vitorianos triunfan en Ginebra

Las patentes de la empresa de mobiliario urbano solar, Insopol, son premiadas en una feria internacional con más de 1.100 propuestas

a.
Vázquez-Illa y Sánchez Mansilla posan junto a la copa a la mejor invención española.

VITORIA. Jon Ander Otaduy.

La empresa vitoriana Insopol, dedicada a las integraciones solares en poliéster, fue una de las grandes vencedoras en la Feria Internacional de Inventos de Ginebra, una prestigiosa cita que tuvo lugar del 2 al 6 de abril en la ciudad suiza, en la que se dieron cita más de 1.100 proyectos de todo el mundo.

Las soluciones que propone la firma local están enfocadas a la fabricación de mobiliario urbano, construcción y automoción para la “smart city” (ciudad inteligente), y no hay duda de que el jurado quedó impresionado con ellas. No en vano, las patentes de Insopol se alzaron con la copa a la mejor invención española en todas las categorías y la medalla de oro en la sección de medio ambiente, ingeniería civil, construcción y arquitectura, con la mención especial del jurado internacional, es decir, el máximo reconocimiento posible.

«Cuando dijeron el nombre de nuestra empresa no nos lo podíamos creer. Nos quedamos en estado de “shock”, y de hecho, todavía no hemos aterrizado», confiesa María del Mar Sánchez Mansilla, la administradora de la compañía, que contó con la ayuda de José Ignacio Vázquez-Illa, director general, para recoger la pesada copa. «Lo cierto es que no nos lo esperábamos. Acudimos a la cita gracias a que la Federación Española nos invitó, al considerar que nuestros inventos eran algunos de los mejores de este año, pero en Ginebra había 1.100, y cerca del 75% eran asiáticos».

La sorpresa fue mayúscula debido en gran parte a los continuos menosprecios que dicen haber sufrido durante los últimos años. «Tanto los bancos como las instituciones nos han ninguneado. Todo lo que hemos conseguido sacar adelante ha sido gracias a recursos propios. Tan sólo el departamento de Promoción Económica del Ayuntamiento nos ha apoyado», lamenta Sánchez Mansilla.

Más financiación
Tras el atronador éxito en la feria de Suiza, Insopol vuelve a tener problemas de financiación, pero esta vez la situación es bien diferente. «Mi mayor miedo ahora mismo es no poder satisfacer la posible demanda», aclara Vázquez-Illa. De hecho, la empresa vitoriana ya ha recibido solicitudes de presupuesto para obras de envergadura, como colocar la cubierta de un aeropuerto en Túnez, cubrir con paneles solares una flota de camiones frigoríficos de Arabia o procurar que toda una urbanización funcione sólo con energía solar en los Emiratos. «Tenemos pedidos muy fuertes y necesitamos financiación cuanto antes. Es por eso que quiero volver a pedir ayuda a las instituciones y a los bancos que antes no contaron con nosotros. No guardo rencor».

A pesar de ser un claro ejemplo de innovación y sostenibilidad, el Ayuntamiento de Vitoria incluso desechó la idea de que la firma colocara de forma gratuita algunos de sus inventos en la ciudad, como farolas solares o bancos energéticos en los que se puede cargar el móvil o enchufar el “ipad”. Es por ello que Insopol tuvo que ofrecer su tecnología a otras ciudades como Valladolid, donde existen varios “mupe bikes” o marquesinas donde cargar bicicletas eléctricas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s